lunes, 14 de diciembre de 2015

Nuevas búsquedas de petróleo en mar cubano

petróleo, cuba, pdvsa,Tomado de América Economía

Compañías de Angola y Venezuela comenzarán el año próximo a perforar pozos petroleros en la Zona Económica Exclusiva (ZEE) de Cuba en el Golfo de México, donde se supone existe un alto potencial, informó hoy la prensa local.
“Tanto los inversionistas extranjeros como los especialistas cubanos están muy esperanzados con los resultados de esta segunda campaña de perforación”, afirmó a la prensa cubana el asesor para temas petroleros del Ministerio de Energía y Minas (Minem), Manuel Marrero.

La empresa angolana SONANGOL y la venezolana PDVSA iniciarán la perforación en diciembre de 2016 a más de 2.500 metros de profundidad en la ZEE, 112. 000 kilómetros cuadrados de aguas profundas dividas en 59 bloques.

Actualmente existen ocho bloques en tierra contratados con compañías extranjeras de diversos países como Canadá, Rusia, Venezuela, Australia, Vietnam y Colombia, mientras que otros tres están en proceso de negociación.

“Tanto los inversionistas extranjeros como los especialistas cubanos están muy esperanzados con los resultados de esta segunda campaña de perforación”, afirmó a la prensa cubana el asesor para temas petroleros del Ministerio de Energía y Minas (Minem), Manuel Marrero.

“Para la prospección petrolera y otros asuntos correlacionados tenemos 86 proyectos”, dijo entonces el ministro cubano de Comercio Exterior e Inversión Extranjera, Rodrigo Malmierca.

La Unión Cuba Petróleo (CUPET) aparece como el socio cubano en los proyectos de inversión que buscan crear, ampliar y modernizar capacidades productivas, así como la exploración y producción de hidrocarburos.

Uno de esos proyectos ofrece ocho bloques de prospección en aguas someras tanto al norte como al sur de la isla, donde  se busca definir el potencial de petróleo y gas para la explotación.

Se ofrecen también contratos a riesgo en 52 de los 59 bloques de la ZEE que tiene mucho interés para los inversionistas, algo a lo que contribuyó el Estudio Regional de las Potencialidades de Hidrocarburos en el Golfo de México.

Todo ese movimiento tiene lugar en medio de un contexto de restablecimiento de relaciones diplomáticas entre Cuba y Estados Unidos, que ha significado un cierto relajamiento de las tensiones entre los dos países.

El Servicio Geológico de Estados Unidos calcula que Cuba puede tener reservas de hasta 4.600 millones de barriles en sus aguas territoriales.

La isla tiene una producción de petróleo y gas cercana a los 4 millones de toneladas anuales, es decir, unos 25 millones de barriles, de los cuales 3 millones corresponden a un crudo pesado y el resto a gas natural.


La producción local cubre casi la mitad de las necesidades de la isla, que completa con la compra de unos 100.000 barriles diarios a Venezuela.