viernes, 20 de noviembre de 2015

Pepe Mujica se negó a recibir a la bloguera Yoani Sánchez de visita en Uruguay

Yoani y las banderas Publicado por aucalatinoamericano

Por: Carlos Medina Viegliem / Nueva Trinchera

A un costo de algo más de 150 dólares norteamericanos (en el Sector B, supuestamente las “entradas populares”), los conocidos militantes anticubanos integrantes de los partidos de la derecha uruguaya, el partido Nacional, el partido colorado y el partido Independiente, asistieron a la “conferencia” de la “disidente” Yoani Sánchez, en el marco del ciclo de conferencias organizado por “Búsqueda”, principal semanario de la derecha uruguaya. El ex presidente José Mujica le negó la entrevista.

Sánchez expresó que invitó a Mujica porque “puede cumplir un rol muy importante para la transición cubana hacia una eventual democracia.”

Según El Espectador “la de Mujica era la única reunión bilateral que tenía pactada con un político uruguayo. El encuentro estaba pautado para este jueves a la tarde, pero el senador se comunicó con las autoridades del Semanario Búsqueda para transmitirles directamente sus razones.”

Dos posiciones firmemente marcadas por Mujica y conocidas el mismo día: no concederle entrevista a “la bloguera” y su carta de “despedida” al Secretario de la OEA Luis Almagro, por su posición contra Venezuela.

Mientras que para dar publicidad favorable a la visitante en un medio (uruguayo) de histórica simpatía a favor de la Revolución Cubana, Búsqueda introdujo un dato de distracción o confusión, que es desmentido claramente por las compañías que frecuenta “la bloguera”: (Sánchez) “Rechaza la injerencia de Estados Unidos en los asuntos de su país y también el bloqueo comercial norteamericano impuesto a Cuba hace cinco décadas.”

Entre los asistentes a la “conferencia” se encontraron dos de las principales “personalidades” conocidas por su militancia anticubana: Luis Alberto Lacalle, ex presidente de Uruguay por el partido Nacional (1990 – 1995), gran admirador del dictador Francisco Franco, amigo de Augusto Pinochet e integrante junto al ex presidente español José María Aznar y el checo Václav Havel, de una organización subversiva europea anticubana y el ex presidente Jorge Batlle Ibáñez, hombre del Departamento de Estado, que durante su período de gobierno (2000 – 2005), cumplió a cabalidad sus funciones como personero de la propia CIA (según atestiguara el agente cubano Manuel Hevia en su libro Pasaporte 11333), rompiendo relaciones con la República de Cuba.

Según el sitio de Radio Espectador de Montevideo (Espectador.com) “Tabaré Vázquez se hizo presente a través de un mensaje agradeciendo la invitación y saludando la iniciativa.”

“Sánchez habló durante casi dos horas y centró su alocución en tres áreas: su historia personal, la actualidad cubana y el futuro de la Isla.”

Según El Espectador, “La bloguera cubana tiene 680 mil seguidores en Twitter, su blog (Generación Y con supuestamente 14 millones de entradas al mes), es traducido a 18 idiomas y dirige una publicación digital.” No dijo, en cambio, quienes son los “solidarios” operadores de internet que le facilitan las costosas traducciones.” Sánchez explicó “que sus intervenciones en Internet las hace sin tener acceso a la red.” Reconoció que “envía mensajes de texto a un servicio que luego lo publica en las redes sociales.”

Al referirse a los EUA, expresó: “ el 17 de diciembre pasado cuando comenzó el deshielo de las relaciones diplomáticas entre Cuba y Estados se abrió una esperanza pero, la administración Obama ha dejado temas afuera como los Derechos Humanos.”

Sánchez cumplió también con el cometido de atacar al gobierno de Venezuela diciendo “hay sentimientos encontrados en la población cubana. Por un lado mucha solidaridad con el pueblo venezolano y el deseo de que salgan de esa larga noche de la escasez, del colapso económico, del monopolio por parte de un partido de todas las esferas de la sociedad, (…)

Dijo además en su “disertación” que “el subsidio petrolero que recibió Cuba del gobierno de Hugo Chávez hizo retroceder muchos avances que se habían obtenido en la década anterior.”

El costo de las entradas debe haber limitado naturalmente la posibilidad de asistencia, o sea, se limitó la presencia de posibles “indeseables” o gente “incorrecta políticamente”. Pero además, “la bloguera” cobra bastante caro sus “conferencias”. Es conocido que en una ocasión en Italia, se negó (en principio) a dar una “conferencia pues sólo le pagarían 5 mil euros pero, al final tuvo que cumplir, aceptando las “sugerencias” de sus patrones.

Patrones con los cuales el ex presidente José Mujica ha marcado esta vez una clara distancia.