viernes, 16 de octubre de 2015

#Imo en #Cuba: tips para hacer una videollamada


Con el propósito de mejorar la experiencia de usuarios cubanos en áreas públicas, Cuba 2.0 ofrece hoy una serie de tips que le mejorarán la experiencia de usuario a quienes se inician en el camino del Imo…

Redacción IPS Cuba 

Luego de que en Cuba se abrieran los 35 puntos de navegación WiFi en todo el país,  una sencilla palabra de tres letras ha llegado al vocabulario y a las experiencias de los cientos de internautas cubanos —no importa la edad—, que utilizan esta plataforma para hacer videollamadas. Algunos ya conocen perfectamente su funcionamiento, otros han pedido a un amigo o conocido que se las instale, mientras abundan quienes nunca vieron frente a sí Internet y compran tarjetas de navegación Nauta “para hablar por Imo”, una aplicación para videollamadas y mensajería online.

Si bien la posibilidad de recibir correos en los celulares y la apertura de los primeros puntos de navegación de ETECSA en la isla representaron una opción atractiva para muchos, la navegación en lugares públicos por WiFi se ha convertido en un acontecimiento de dimensión social, debido sobre todo a la extensión de Imo.


Ha sido importante para la abuelita que desde hacía más 10 años no veía a su hijo, para el joven universitario que tiene sus amigos del pre en otros países o para la pequeña Amalia, cuyos padres cumplen misión internacionalista en Angola y cada semana sus tíos la llevan para que les salude.

Tampoco podemos olvidar el sector de los negocios, pues muchos utilizan esta aplicación para agilizar procesos que antes dependían exclusivamente del correo o de un frío chat.

La razón es sencilla, pura matemática: una hora de llamada por Imo a cualquier lugar del mundo cuesta en Cuba los dos CUC de la tarjeta de navegación Nauta, mientras que —de acuerdo con la Resolución No. 31 del Ministerio de Comunicaciones—, las tarifas de las llamadas telefónicas de larga distancia en Cuba alcanzan el minuto 1,10 CUC a América del Norte, América Central y América del Sur y 1,20 al resto del mundo.

Unos simples cálculos demuestran que una hora de conversación con África costaría 72 dólares por llamada fija. Imo, entonces, representa un ahorro considerable, además de la posibilidad de explorar videollamadas, que los cubanos no conocían.

Esta es también una tendencia en el mundo: cada vez la tecnología VOIP adquiere más fuerza, a partir de la ampliación del número de personas interesadas en transformar una conexión estándar a Internet en una plataforma para realizar llamadas a menor precio o, incluso, gratuitas. De todos los servicios para videollamadas conocidos internacionalmente, quizás el más popular y extendido en el planeta sea Skype, pero en el caso cubano esta plataforma está bloqueada.

Así fue como se impuso en Cuba el Imo, aunque ya algunos sitios cubanos dan cuenta de otras aplicaciones que también se están usando para idénticos fines, como Viber.

Sin embargo, la poca práctica de internauta ha llevado a que el uso y acceso desde estos puntos de ETECSA haya estado marcado por experiencias no del todo agradables. Unido a los revendedores de tarjetas, ha surgido la figura del “asesor”, que cobra 1 CUC por instalar aplicaciones, así como por enseñar a usarlas.

Con el propósito de mejorar la experiencia de usuarios cubanos en áreas públicas, Cuba 2.0 ofrece hoy una serie de tips que le mejorarán la experiencia de usuario a quienes se inician en el camino del Imo.

Para instalar la aplicación en su teléfono, debe tener una versión Android 2.3 o superior, además de 4.3MB de espacio. Hay varias formas de conseguirla, puede descargarla en Internet de manera totalmente gratuita en Google Play —también en la Apple Store para los dispositivos Apple—, o puede recurrir a amigos o conocidos que ya la tengan y pedirles que se la pasen por Zapya, otra aplicación muy usada en Cuba para compartir información. Además, ya la mayoría de los negocios privados para reparaciones y servicios a móviles ofrecen este servicio.

Una vez tenga el Imo instalado en su dispositivo móvil, deberá conectase a una red WiFi y abrir la aplicación. En esa pantalla inicial deberá seleccionar Cuba y luego introducir su número de celular. Posteriormente, usted recibirá un código de verificación de cuatro dígitos de IMO, que deberá introducir manualmente en la próxima pantalla.

Es importante que aquellos números con los que desea establecer comunicación estén dentro de los contactos de su teléfono. El IMO permite enviarle una notificación a cada uno de nuestros contactos, pero tenga presente que cada mensaje enviado irá contra el saldo con el que cuenta en móvil.

Luego que estos acepten su solicitud, solo resta iniciar una videollamada tocando el ícono de la cámara de video azul, a la derecha de cada uno de nuestros contactos. Si la persona a quien estamos llamando no está conectada o no responde, no se preocupe, le aparecerá la llamada como perdida.

Otro detalle importante que no deberá perder de vista tiene que ver con los problemas de conectividad. Una de las quejas más frecuentes de los internautas cubanos está vinculada con los problemas de conexión, debido a la sobrecarga de las redes por la alta demanda. Por eso le recomendamos intentar conectarse durante un horario en el que haya menos personas en el lugar, así como acercarse a la zona donde esté la antena WiFi, para recibir la señal con mayor intensidad. Si persisten las dificultades, usted también puede optar por hacer una llamada de voz, en lugar de la de video.

Mientras persiste la extensión del Imo por toda Cuba, no son pocos los que se acomodan a la rutina de ir una vez a la semana a uno de los puntos WiFi, simplemente para conectarse en familia. La comunicación por VOIP en el país ya es un fenómeno social, en el que tendrán que poner los ojos las investigaciones de las ciencias sociales.