domingo, 17 de mayo de 2015

“La Gran Estafa”

Deberían quitarle la licencia de cuentapropista de por vida, al carnicero que no despacha las libras de carne que uno paga a precios astronómicos. No hay un solo lugar en La Habana que no te roben en el peso, es un secreto a voces, y como siempre el consumidor sigue desprotegido y estafado.