lunes, 9 de marzo de 2015

MUJER, PALABRA ENTRAÑABLE

mujer-cubana-banderaPor: Rolando López del Amo

Nadie recuerda cómo se originó. Fue un día, no hace muchos años, que algún redactor o redactora que escribe para nuestros medios de comunicación masivos, decidió sustituir la palabra mujer por fémina. Rápidamente el empleo de fémina en lugar de mujer se fue extendiendo como epidemia contagiosa. Se convirtió en moda y de ahí en regla. ¡Ah!, el poder de la televisión y la radio.

Al paso que van las cosas, la palabra mujer dejará de usarse entre nosotros. A las nuevas generaciones habrá que explicarles que en la antigüedad, los abuelos cubanos solían llamar mujer a una fémina.

En cualquier momento alguien propondrá que el 8 de marzo, conocido hasta hoy como el Día Internacional de la Mujer pase a ser llamado Día Internacional de la Fémina y que el nombre de nuestra Federación de Mujeres Cubanas se transforme en Federación de Féminas Cubanas. La FMC se convertirá en FFC.

Sé que el lenguaje es cosa viva y, como tal, cambiante. Pero hay también un deber de conservación de lo que no necesita ser cambiado,

Entre nosotros, mujer es palabra noble y suprema. Ella designa la expresión más alta del género humano, su fuerza de creación y conservación. Ella es sinónimo de inteligencia, fuerza, resistencia, ternura, consuelo, abrigo, amor. Mujer es madre, hermana, hija, amiga, compañera. Ella nombra lo más querido y respetado. Patria es mujer.

Esa esdrújula fémina suena extraña, despectiva.

Desconozco la causa del ensañamiento de nuestros grandes medios de comunicación contra la palabra mujer y el afán de abolirla.

El mundo seguirá celebrando cada 8 de marzo, en señal de respeto a la lucha de las mujeres por el ejercicio de todos sus derechos, el Día Internacional de la Mujer.

Honor a la mujer, alma madre de la creación, fuente de la vida.

Felicidades, mujer, en este día especial. Felicidades todos los días.