domingo, 18 de enero de 2015

UN ALERTA FRATERNAL A LA SRA. ROBERTA JACOBSON

clip_image001ESTEBAN MORALES

UNEAC

En fecha reciente hemos tenido acceso a la entrevista que la Sra. Roberta  Jacobson ofreció a la periodista  MARGARTE  WARREN DE LA CADENA PUBLICA DE LA TELEVISION ESTADUNIDENSE, DIFUNDIDA POR INTERNET.

En esta  entrevista la Sra. Jacobson  hace planteamientos,  como por ejemplo: que las conversaciones en La Habana tendrán una amplia agenda, pero comenzaran por la normalización de relaciones diplomáticas, lo  cual claramente  expresa los objetivos propuestos por el Presidente  Obama  desde el principio. Sin embargo, agrega otros asuntos que me parece merecen una potencial  desaprobación  de sus palabras. Cuando  expreso lo siguiente: "las aspiraciones de Estados Unidos eran poder acercarse a los pequeños  empresarios y trabajadores privados, desarrollar el sector de las telecomunicaciones para dar mayor acceso a los cubanos a la información y avanzar lo más que se pueda en el comercio", lo cual ya la introdujo en un complejo  terreno.

Ante el comentario de la periodista relacionado con las palabras del compañero Raúl Castro, sobre  mantener un sistema próspero y sustentable, a la vez que se revitalizaba la economía, la señora Jacobson planteo que eso sonaba como algo imposible. Expresando  que la economía cubana estaba en picada y que el modelo económico no funcionaba.

Personalmente pienso que la Sra. Jacobson pudo haberse ahorrado sus apreciaciones  de mal gusto, que no aportan  nada a los objetivos diplomáticos con que ella viene a Cuba.

Los ojos del mundo están puestos en La Habana, al tratarse del conflicto de más larga data sostenido por Estados Unidos, sobre todo con un vecino tan cercano.

En particular, América Latina y el Caribe están expectantes ante lo que pueda ocurrir, por cuanto el caso de Cuba y su conflicto con Estados Unidos ha devenido en el “Test Case “de la política norteamericana hacia el hemisferio.

Además, porque la negociación con Cuba presenta una connotación estratégica para la política norteamericana. No solo está en juego la política hacia el hemisferio, sino también parte del prestigio interno y externo del Presidente, por lo que esperamos que la actuación de la Sra. Jacobson este a la altura de la responsabilidad que su presidente le ha dado y no se deje llevar por actitudes mesiánicas, prepotentes  ni preferencias ideológicas, trasmitiéndole a su equipo de trabajo ese mismo espíritu.

Existen dos libros recientemente publicados por cuatros profesores: William Leo grande de American University, Peter Konrblouh de Pittsburgh, Elier Ramírez y Esteban Morales de la Universidad de La Habana, que recogen las experiencias de las conversaciones  entre Cuba y Estados Unidos durante la administración de James Carter, que pueden ser un buen material de trabajo para el largo camino que ambos países deberán recorrer desde ahora.

En la política exterior norteamericana de los últimos 50 años no ha habido un conflicto más complejo y de larga data, como el que ahora se comienza a negociar.

En cuanto a Cuba, estamos seguros que no desaprovechará la oportunidad única que se e presenta de negociar sus diferencias con Estados Unidos, con toda objetividad y sinceridad, exigiendo por supuesto, el respeto de la soberanía de la Isla  y la igualdad de condiciones en esas conversaciones.