lunes, 1 de diciembre de 2014

Radio y TV Martí se van del aire

Descargue el Informe del Inspector General sobre Junta de Transmisiones para Cuba PDF (986 Kb)

Un nuevo informe del gobierno de los EEUU revela que Radio y TV Martí padecen de “baja moral”, “falta de transparencia, de rigor administrativo”, “fallas de seguridad” y un “caso de robo de propiedad”.

El Informe, publicado por el periodista Tracey Eaton en su blog Along the Malecon, está fechado en julio de este 2014, posee 34 páginas de críticas a este proyecto y está firmado por un equipo de inspectores encabezados por John M. Jones, de la Oficina del Inspector General, quien realizó una auditoría a la Oficina de Transmisiones para Cuba (Office of Cuba Broadcasting, OCB) del gobierno estadounidense, entre el 11 de septiembre y el 20 de noviembre de 2013, y que incluyó las oficinas de la OCB en Washington y la Florida.

La investigación asegura que la OCB “se ha comprometido con una campaña agresiva para distribuir el contenido de la programación semanal de televisión a través de la radiodifusión, internet, e incluso de mano-a-mano, utilizando para ello discos de vídeo digital (DVD) y dispositivos de memoria flash.”

De acuerdo con el documento original, Radio TV Martí revelaron, entre otras irregularidades, de:

  • Baja moral.
  • Falta de transparencia en la toma de decisiones.
  • Falta de rigor administrativo.
  • Fallas de seguridad.
  • Preocupaciones por la gestión del director, Carlos García Pérez, “que ha afectado negativamente a las operaciones” de Radio y TV Martí.

El reporte añade que Radio y TV Martí han estado enviando a Cuba un promedio de 1 000 DVDs semanales con la programación de estas emisiones ilegales, a lo que se une la distribución quincenal de un Boletín electrónico titulado “El Pitirre”, enviado a más de 75,000 direcciones de correo electrónico.

También se menciona la existencia de la red social “Piramideo”, que es ilegal en la Isla.

Según el informe, los administradores de la OCB sugieren que podrían reorientar muchos de sus recursos de Miami a La Habana, si el gobierno cubano les permite operar en la Isla en algún momento en el futuro. Afirma que “los programas de televisión han prestado más atención a los gráficos y al estilo de presentación (en los EEUU) para proporcionar un mayor contraste con los medios estatales cubanos, que todavía utilizan tecnología obsoleta”.

Afirma Along the Malecon, que las páginas que se ocupan de los problemas de seguridad han sido profusamente censuradas.

informe censurado 2

Algunos detalles del informe

Según el Informe muchos empleados de Radio Martí han expresado temor a represalias por parte de la administración si expresan su inquietudes. Por esta razón aseguran que resultados deben considerar el factor “miedo a expresarse” entre los trabajadores de la emisora.

En el documento también existe un epígrafe dedicado a verificar el estado de la relación de Radio y TV Martí de la OCB con otras instituciones federales como la USAID, el Departamento de Defensa, el Comando Sur y la Oficina de Intereses de EEUU en La Habana. En todos los casos las relaciones son consideradas “buenas” o “apropiadas”.

La comisión de inspectores también revisó las cuentas de Radio TV Martí. Recomendó atención sobre los vendedores y la eliminación de transacciones “encubiertas”; y también detectó irregularidades en los gastos por viajes ( los viáticos, “dietas” o asignaciones), que se embolsillan fundamentalmente sus directivos. El Informe muestra además preocupación por la falta de control sobre la dotación tecnológica, y refiere algunos incidentes específicoscomo la pérdida de un equipo con un precio de más de 25 mil dólares.

A pesar de que muchas de estas irregularidades no son nuevas para los inspectores, el informe asegura que la OCB mantiene un alto presupuesto y

…hoy produce más contenido que cualquier otro servicio de idiomas de la Junta de Gobernadores para las Transmisiones de Estados Unidos (Broadcasting Board of Governors, BBG) -la agencia federal del gobierno de los EE.UU encargada de supervisar todas las transmisiones de radio y televisión no militares del gobierno federal, a la que se subordina la Oficina de Transmisiones para Cuba-. Emite una programación de televisión y radio las 24 horas del día y ejecuta una operación en los medios digitales de 18 horas al día. En concreto, la programación de TV Martí incluye 4,5 horas de noticieros diarios, así como programas sobre asuntos públicos, cultura, música, deportes y entretenimiento.

En el 2013, OCB estableció varias redes de “periodistas independientes” que están proporcionando informes imparciales desde Cuba (sic).

Radio Martí transmite en onda media y onda corta. También difunde vía satélite y a través de una estación de televisión privada del sur de Florida. Ambas transmisiones pueden verse en Cuba (sic). En el momento de la inspección, la OCB estaba probando la colocación de su programación en una emisora de FM de Key West.

Reconoce, entre otras, las líneas estratégicas que han seguido y mantendrán en los próximos cinco años en sus versiones digitales:

  • aprovechar oportunidades de crecimiento del tráfico en la web (un promedio de 180 000 visitas al mes), con participación del público más joven a través de iniciativas digitales;
  • vínculo con personajes afines a Washington como Yoani Sánchez, Berta Soler, Antonio Rodiles, Eliécer Ávila, Guillermo Fariñas y otros;
  • elevar y ampliar la innovación de los Medios de Comunicación Social;
  • emplear técnicas de comunicación y tecnología de vanguardia;
  • impulsar la formación de jóvenes en el escenario digital.

La fondos que la OCB recibió del gobierno de los EEUU, para el año fiscal 2014, se estiman en 23,8 millones dólares. En diciembre de 2013, la OCB tenía 111 empleados contratados directamente a tiempo completo, complementados con 83 vendedores de órdenes de compra y periodistas free-lancer, afirma el informe.

Nota:

Radio y TV Martí han gastado más de 700 millones de dólares en sus transmisiones a Cuba, sin impacto en la población.

Ya mis amigos (tengo muy buenos amigos allí) me escribieron para que yo los contrate, solo estoy esperando el cambio de moneda en Cuba para cerrar el negocio con ellos y tener una corresponsalía en la Florida.

Y los HP de Radio y TV Martí irán a limpiar piso cuando cierre la planta...Y claro que no es inmoral limpiar pisos, o repartir comida, porque decenas de médicos cubanos que viven en Estados Unidos lo están haciendo en este momento.

Fuente: http://www.yohandry.com/index.php/component/content/article/44-cuba/2587-radio-y-tv-marti-se-van-del-aire