Cubano 1er. Plano: Cuba podría unificar sus monedas

Social Icons

twitterfacebookgoogle pluslinkedinrss feedemail

miércoles, 3 de abril de 2013

Cuba podría unificar sus monedas

peso-cubano AFP

La Habana - Comenzó la pelea entre el peso cubano y el peso convertible, que coexisten desde hace casi 20 años, economistas advierten que una fusión monetaria apresurada puede generar problemas mayores.

La nueva ley tributaria dio inicio al combate al disponer que desde abril los impuestos se paguen en pesos cubanos (CUP), aunque los contribuyentes -trabajadores privados y empleados de firmas extranjeras- ganen en pesos convertibles (CUC), que se cotiza a 24 CUP cada uno.

La ley tributaria ha anticipado ese momento, de forma de ir contribuyendo (...) a la eliminación de la dualidad monetaria", dijo a la AFP Vladimir Requeiro, director de Ingresos del ministerio de Finanzas.

Desde hace semanas se rumora que este año habrá una unificación a favor del CUP, moneda con la que se pagan casi todos los salarios y se contabilizan las cuentas nacionales y la mayoría de los ahorros en los bancos.

Atendiendo un reclamo popular, en abril de 2011 el VI Congreso del Partido Comunista (único) resolvió que "se avanzará en la unificación monetaria, teniendo en cuenta la productividad del trabajo y la efectividad de los mecanismos distributivos y redistributivos".

Sin embargo, el Partido admitió que "por su complejidad, este proceso exigirá una rigurosa preparación y ejecución", sin fijar una hoja de ruta.

"En 2013-2014 está prevista la unificación de las dos monedas, de manera que funcione únicamente el peso cubano", dijo Yailenis Mulet, del Centro de Estudios de Economía Cubana de la Universidad de La Habana.

Otros economistas piensan que habrá una apreciación paulatina del CUP, pero manteniéndose la paridad del CUC con el dólar.

Esta es la reforma estructural más difícil que intenta Raúl Castro"; sus reformas "aunque positivas y bien orientadas, hasta ahora no han dado resultados substanciales o éstos han quedado muy por debajo de las metas", dijo a AFP el economista cubano Carmelo Mesa-Lago, de la Universidad de Pittsburgh (EU).

El economista Hiram Marquetti, del Centro de Estudios de la Administración Pública de la Universidad de La Habana, dijo a la AFP que "aún están presentes problemas asociados a la bajas tasas de acumulación interna, insuficiente crecimiento de la productividad del trabajo, creciente nivel de endeudamiento exterior e inestabilidad en los niveles de reservas internacionales".

Se añaden "las presiones inflacionarias que acompañarían la implementación de una decisión de esta naturaleza y las consecuencias que se podrían derivar del reajuste de la tasa de cambio", añadió Marquetti.

Tras la caída del bloque comunista hace dos décadas, Cuba cayó en una crisis económica, lo que llevó a Fidel Castro a hacer tibias reformas: en 1993 autorizó las remesas familiares del exterior y la circulación del dólar, "la moneda del enemigo", cuya tenencia estaba penada con cárcel.

El dólar se cotizó inicialmente a 150 pesos.

En diciembre de 1994, puso a circular el CUC, como alternativa al dólar y con igual valor. Los cubanos encontraron al colorido billete parecido a los del juego de Monopolio y lo bautizaron como "chavito".

Las tres monedas circularon hasta octubre de 2004, cuando Fidel Castro reaccionó a nuevas sanciones de Washington a transacciones internacionales cubanas --en amparo del embargo impuesto en 1962--, y sacó el dólar de circulación, aunque no lo prohibió.

Castro penalizó en 10% el cambio de dólares en efectivo, sin afectar las operaciones bancarias, y el CUC se apreció en 8% con respecto a la moneda estadounidense.

El CUP, fue revaluándose paulatinamente hasta llegar a un nivel de 24 a uno en 2005.

Raúl Castro (que sucedió a su hermano Fidel en 2006) devaluó el CUC en marzo de 2011 y lo igualó otra vez al dólar, pero mantuvo la penalización del 10 por ciento.

La doble moneda cubana favoreció la expansión de los trabajadores privados -que ahora suman 400,000- y benefició al turismo, la inversión extranjera y las empresas mixtas.

Sin embargo, profundizó la "diferenciación social", dijo a la AFP el economista cubano Mauricio de Miranda, de la Pontificia Universidad Javeriana de Cali, Colombia.

También provocó "distorsiones" macroeconómicas, pues en las cuentas nacionales y en las empresas estatales el CUC y el CUP se contabilizaban uno-uno, dando costos y productividad irreales, explicó a AFP el economista cubano Pavel Vidal, de la misma universidad colombiana.

El excesivamente sobrevaluado tipo de cambio (...) distorsiona la medición económica y las decisiones que se toman", explicó Vidal, quien afirmó que la unificación debe empezar con fijar tasas reales en las empresas antes de llegar a la población.

De Miranda dijo que la dualidad monetaria "ha producido una inversión de la pirámide social", pues en Cuba un mecánico de autos gana unos 60 CUC a la semana, mientras un cirujano percibe seis veces menos en CUP.

Algunos opinan que la unificación será gradual, entre tres y cinco años, pero otros la esperan pronto.


comments powered by Disqus
 

Sample Text

Viva cuba